miércoles 28 de febrero de 2024 - Edición Nº4403

Noticias | 8 ene 2024

Fuerte reclamo del Bloque Patagónico a la reforma pesquera que propone la ley ómnibus

“No sólo legitima la depredación en nuestro mar argentino, sino que lleva a la destrucción a una de las industrias con mayor peso en la economía nacional, exponiendo a miles de familias argentinas a una situación de desprotección y desamparo”, señala el documento.


Un grupo de diputados nacionales de la Patagonia de Unión por la Patria emitieron un comunicado rechazando la reforma pesquera que propone el presidente Javier Milei.

 LA DESREGULACIÓN DE MILEI: ATAQUE A LA INDUSTRIA PESQUERA, LA SOBERANÍA Y SUSTENTABILIDAD DEL MAR ARGENTINO

La desregulación de la actividad pesquera propuesta por el presidente Milei dentro de la denominada “Ley ómnibus” no registra precedentes en el mundo. No sólo legitima la depredación en nuestro mar argentino, sino que lleva a la destrucción a una de las industrias con mayor peso en la economía nacional, exponiendo a miles de familias argentinas a una situación de desprotección y desamparo. 

Los cambios estructurales del Régimen Federal Pesquero (Ley 24.922) que promueve el gobierno de la Libertad Avanza son:  

1.    Eliminan la obligación de desembarcar la producción de los buques pesqueros en muelles argentinos. Todo el producto de la pesca podría irse sin pisar suelo argentino.  Esto atenta contra la soberanía nacional, dado que es una renuncia expresa a la fiscalización por parte del estado, y pone en riesgo la sustentabilidad de los recursos pesqueros nacionales. (Derogación art. 25).

2.    Quitan al Consejo Federal Pesquero, ámbito en el que se encuentran representadas todas las provincias con litoral maritimo, la facultad de aprobar los permisos de pesca comercial y experimental, una decisión de absoluto carácter antifederal (Reforma del artículo 9). 

3.    Suprimen los requisitos para la tripulación de los buques pesqueros según los cuales “las habilitaciones de capitanes y oficiales se reservan para los argentinos nativos, por opción o naturalizados” y el 75% del personal embarcado debe ser de nacionalidad argentina o extranjeros con más de diez años de residencia permanente en el país, poniendo en jaque las fuentes de trabajo locales y las economías regionales. (Reforma del Art. 40)

4.    Eliminan la prioridad para acceder a los permisos de pesca para aquellos buques que empleen mano de obra argentina, construidos en el país, de menor antigüedad, que pertenezcan a empresas que procesen y elaboren productos, agregando mayor valor al producto final. Se suprimen las condiciones que alentaban la construcción de buques y el desarrollo de la industria nacional además de generar empleo local. (Reforma al Art. 26)

5.    Establecen la asignación de cuotas de captura por un sistema de licitaciones internacionales, estableciendo como único criterio de adjudicación el económico, dejando de lado antecedentes fundamentales de los oferentes como la mano de obra nacional empleada, las inversiones realizadas, el historial de capturas o productos pesqueros elaborados de los últimos 8 años, la inexistencia de sanciones por infracciones al régimen pesquero, entre otros. Por otro lado, permite que las cuotas de captura sean total o parcialmente transferibles sin autorización previa y se elimina la prohibición de transferencia de cuotas de capturas de buques pesqueros fresqueros a congeladores o factorías. (Reforma al Art. 27)

Es claro que el sistema actual requiere modificaciones para poder superar las dificultades que se han advertido desde los distintos sectores, pero de ninguna manera la reforma debe ir en el sentido impulsado por el Poder Ejecutivo Nacional, que, lejos de mejorar, destruiría nuestra matriz productiva de la región. Estos intentos de desregulación se digitaron desde un escritorio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, atropellando el federalismo, desconociendo la realidad de las provincias y de su gente y lo que sucede en nuestro mar argentino, bastión de nuestro desarrollo sustentable.

Por todo lo expuesto, los diputados patagónicos del bloque de Unión por la Patria, en consonancia con el resto de los diputados que lo integran, acompañamos el planteo y la preocupación de los gobernadores de la Patagonia, de la provincia de Buenos Aires, de intendentes, Cámaras, Sindicatos y trabajadores pesqueros de rechazar las modificaciones al Régimen Federal de Pesca impulsadas por el Gobierno del Presidente Milei a través del proyecto de Ley, conocido como “Ley Omnibus”, enviado al Congreso de la Nación el 27 de diciembre de 2023.

Con la reforma propuesta peligran gran cantidad de puestos de trabajo, se desalienta la producción y agregado de valor en el país, se pone a competir a la industria nacional con buques fresqueros o factoría internacionales y se renuncia al control y protección de los recursos pesqueros. 

Esperamos responsabilidad y acompañamiento de los legisladores patagónicos que integran el resto de los bloques legislativos, así como el del resto de diputados y diputadas de toda la Cámara de diputados de la Nación.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias