martes 16 de julio de 2024 - Edición Nº4542

Noticias | 18 jun 2024

Prefectura supervisa trabajos de modernización del buque CENTURION DEL ATLÁNTICO 

El pesquero de propiedad de la firma Estremar que opera en el puerto de Ushuaia tendrá una tecnología de propulsión híbrida, que reducirá el consumo de combustible, las emisiones y las horas de funcionamiento de los generadores diésel instalados a bordo.


Personal especializado de la Prefectura Naval Argentina analizó y supervisó los trabajos de innovación, modificación y actualización técnica realizados al buque pesquero factoría de bandera argentina “CENTURIÓN DEL ATLÁNTICO”, que se desarrollaron en los Astilleros Weston de la ciudad de Florø. – Reino de Noruega para reducir sus emisiones de carbono.

En ese sentido, por pedido de la empresa armadora Estremar S.A., la Fuerza, Autoridad Marítima argentina y de aplicación de diferentes normas y tratados internacionales en la materia, también intervino en el análisis de riesgo de la planta de baterías instaladas (tecnología de propulsión híbrida), previo a la emisión del respectivo Certificado Internacional para Prevenir la Contaminación Atmosférica.

Con esta importante obra de reforma, se permite reducir la huella de carbono del buque en aproximadamente un 40% y, dado que se trata de un modelo único en su relación con la protección del ambiente, el sistema de energía híbrido eléctrico mejorado (incluida la instalación del sistema de baterías) reducirá el consumo de combustible, las emisiones y las horas de funcionamiento de los generadores diésel instalados a bordo. Asimismo, las baterías de ion litio grafito son promisorias para reducir las emisiones del transporte marítimo.

Los trabajos se están llevando a cabo hace más de diez meses y actualmente el proyecto se encuentra ya en su etapa final, con ejecución de las respectivas inspecciones por parte de la Prefectura, en razón de que el buque ha sido equipado con una línea de propulsión híbrida completamente moderna que incluye un nuevo motor principal (además de los auxiliares), una caja reductora / multiplicadora híbrida de dos etapas acoplada a un motor eléctrico / generador de cola combinado, y una hélice de paso variable con tobera para propulsión más eficiente, que permite transmitir energía al sistema de almacenamiento de energía; lo que accede a la propulsión híbrida.

El sistema de almacenamiento de energía, durante cargas variables absorben los picos de consumo, mientras que el sistema híbrido optimiza el consumo de combustible a bordo y las horas de funcionamiento del motor principal.

Esto permite contar con varios modos de operación de acuerdo a la potencia requerida por el tipo de navegación que se esté realizando, diferenciado si el buque está en tránsito hacia la zona de pesca o puerto, arrastrando, en búsqueda del cardumen o fondeado, accediendo a un uso eficiente de la energía disponible.

Además, se le ha instalado un economizador en la línea de escape del motor principal, para utilizar el calor residual y así producir vapor, reduciendo el combustible quemado para este propósito. Cabe aclarar que el vapor se utiliza en la fábrica de harina de pescado, y que el buque también ha sido equipado con nuevo equipo de arrastre que requiere menos potencia del motor durante las maniobras de pesca.

Debido a que este modelo es novedoso en su relación con el ambiente marino, el proyecto es de interés e importancia en lo que respecta a la seguridad ambiental de la navegación para la Prefectura Naval Argentina como Autoridad Marítima Nacional, debido al acompañamiento realizado desde primeras instancias en el asesoramiento en el área de aplicación de la Dirección de Protección Ambiental, en los tópicos de eficiencia energética y descarbonización.

En ese sentido, especialistas de la Institución se involucraron a fondo en el proyecto, que apunta a lograr operar el primer buque pesquero en Argentina con esta tecnología - para lo cual contará oportunamente con la certificación a través del Certificado Internacional para Prevenir la Contaminación Atmosférica-.

El uso de baterías de combustible de hidrógeno en el transporte marítimo presenta una serie de riesgos que deben ser evaluados y gestionados cuidadosamente para garantizar la seguridad, viabilidad económica y sostenibilidad ambiental.

El análisis de riesgo abarca varios aspectos clave para garantizar que se instale un sistema de energía confiable y bien diseñado, realizando pruebas exhaustivas de aceptación en fábrica de los componentes principales antes de la instalación a bordo del buque; además de un ensayo sustancial de aceptación en el puerto y en el mar antes de que el buque vuelva a operar en la Argentina, garantizando sistemas bien probados, seguros y confiables.

Como parte de la comisión institucional a los astilleros noruegos, el jefe del Departamento Seguridad Ambiental de la Navegación de la Dirección de Protección Ambiental de la Prefectura, prefecto mayor Leonardo Filomatori, abordó los distintos aspectos detallados, interactuando y gestionando en forma intensiva los tópicos concernientes con los directivos de la empresa armadora Estremar S.A., la tripulación del buque y con las autoridades del Astilleros Weston.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias